Potencia tus ideas con visual storytelling.

Escrito por Alice Martin

¿Alguna vez has sentido la presión de crear una presentación impactante en poco tiempo? Es muy común que, bajo estas circunstancias, recurramos a armar una presentación desordenada y caótica, a la que cariñosamente llamamos «Frankendeck». Pero esto es un error que todos cometemos debido a la falta de tiempo y a la falta de una estrategia visual clara.

Hoy nos adentraremos en el apasionante mundo de la narración visual y cómo podemos utilizarla de manera efectiva en nuestras presentaciones.

¿Qué es la narración visual?

La narración visual es una técnica innovadora que utiliza elementos visuales para transmitir una historia de manera efectiva. En lugar de simplemente armar diapositivas con una serie de puntos o conceptos desordenados, la narración visual nos permite crear una estructura narrativa sólida que conecta con nuestra audiencia y genera un impacto duradero.

Los 4 pilares de la narración visual

Para crear una narración visual efectiva, es importante seguir los 4 pilares fundamentales: contexto, personajes, conflicto y resolución.

Contexto: El contexto es clave para dar a nuestra audiencia un marco de referencia y comprender la importancia de nuestra historia. Esto se puede lograr incluyendo datos o información relevante en nuestra presentación.

Personajes: Los personajes humanizan nuestra historia y nos ayudan a conectar emocionalmente con nuestra audiencia. Incluso en presentaciones empresariales, podemos utilizar personajes para hacer nuestra historia más interesante y atractiva.

Conflicto: El conflicto agrega tensión y emoción a nuestra historia. Al presentar un problema o desafío, captamos la atención de nuestra audiencia y les damos una razón para estar interesados en lo que estamos diciendo.

Resolución: La resolución es la parte central de nuestra historia, donde presentamos nuestra solución o idea principal. Aquí es donde podemos demostrar cómo nuestro producto, servicio o propuesta puede resolver el conflicto presentado anteriormente.

El papel de los visuales

Una vez que hemos establecido los fundamentos de nuestra narración visual, es importante utilizar los visuales de manera efectiva para respaldar y amplificar nuestra historia. Podemos utilizar fotografías, diagramas, gráficos, texto y video para transmitir mensajes clave y hacer que nuestra presentación sea más atractiva y fácil de entender para nuestra audiencia.

Es crucial recordar que los visuales deben ser considerados como un apoyo a nuestra historia y no como elementos principales. Debemos utilizar los visuales de manera enfocada y estratégica, eligiendo aquellos que mejor se adapten a nuestra narrativa y a los puntos clave que queremos resaltar.

La narración visual es una herramienta poderosa que puede transformar nuestras presentaciones de aburridas y confusas a interesantes e impactantes. Cuando nos enfocamos en construir una narrativa sólida y utilizar los visuales de manera estratégica, podemos captar la atención de nuestra audiencia y lograr que nuestras ideas y mensajes sean recordados.

Así que, ¡no te conformes con presentaciones mediocres! Experimenta con la narración visual, explora diferentes opciones visuales y disfruta de la emoción de crear presentaciones realmente memorables.