Ser imprescindible y respetado en tu vida

Escrito por Alice Martin

¿Alguna vez sientes que no te entienden? Según un estudio reciente de US News, el 27% de los estadounidenses rara vez o nunca se sienten comprendidos. Si eres parte de ese 27%, quiero ayudarte. Primero, ¿te subestimas a ti mismo? Antes de hablar de cómo otros te subestiman, quiero preguntarte algo difícil: ¿te subestimas a ti mismo?

Yo luché mucho con el síndrome del impostor y descubrí que no puedo esperar que los demás me valoren si no me valoro a mí misma. Así que tengo un ejercicio que espero que hagamos juntos: crea un archivo de éxitos. Este archivo debe recordarte tus fortalezas, habilidades y logros. Puede ser una carpeta física o una carpeta en tu bandeja de correo electrónico. Incluye correos de colegas, recomendaciones en LinkedIn, capturas de pantalla de comentarios positivos en redes sociales, cartas o notas de agradecimiento que hayas recibido. Cualquier cosa que te haga sentir bien al verla es digno de estar en tu archivo de éxitos. Esto te ayudará a dejar de subestimarte y sentar las bases para que los demás no te subestimen.

Sé generoso

Al principio de mi carrera, solía asistir a muchas conferencias para hacer contactos y establecer relaciones de negocios, pero siempre terminaba agotada y sin obtener resultados. Un día decidí dejar de preocuparme por hacer contactos y me centré en conectarme con personas interesantes y compartir su trabajo y logros. Cambié mi mentalidad de buscar lo que yo quería a ofrecer algo valioso. Este enfoque me permitió tener mejores conexiones y conversaciones. Así que te invito a tener una mentalidad de ofrecer en lugar de impresionar. A veces, subestimamos nuestras capacidades porque nos sentimos escasos, pero al cambiar nuestra mentalidad y encontrar formas de ayudar y dar a los demás, nuestra valía se vuelve más evidente.

Acepta a los que te subestiman

Hay personas que subestimarán tus ideas y sueños, y eso está bien. Existen dos tipos de personas en el mundo: los que minan nuestros sueños y los que los construyen. Si bien es importante rodearnos de personas que nos apoyen, también es necesario abrazar a los que minan nuestros sueños en el momento adecuado. En lugar de evitarlos, podemos aprender de ellos y utilizar sus críticas constructivas para fortalecernos. Analiza las 10 personas con las que más interactúas y pregúntate si son constructores o destructores de sueños. Identifica cuándo tienes la energía y el coraje para escuchar a los destructores y aprender de ellos. Aprovecha su crítica para mejorar y fortalecerte.

Aumenta tu confianza

Según NBC News, el 85% de las personas luchan con baja autoestima. La confianza es difícil de desarrollar, pero quiero compartir un consejo que creo que puede marcar la diferencia: embarcarte en un proyecto con un objetivo claro. Al aprender algo nuevo o lograr algo que te hayas propuesto, construyes confianza en ti mismo. Te invito a iniciar un proyecto o una búsqueda personal durante el próximo mes. Elije algo específico y cuantificable que quieras aprender, construir o hacer realidad. Al terminarlo, experimentarás un impulso inmediato de confianza. Además, trabajar en algo con determinación y lograr tus metas hará que los demás no te subestimen.

No trates de agradar a todos

Si eres demasiado complaciente, déjame decirte que no tienes que disculparte por establecer límites. Debes disculparte cuando te equivocas o lastimas a alguien, pero nunca por ser quien eres y por defender tus límites y necesidades. Durante la próxima semana, haz un esfuerzo por dejar de disculparte. Esto no significa que no tengas consideración por los demás, simplemente significa que tienes derecho a defender tus límites y expresar tus opiniones.

Aprende a responder

Tener respuestas inteligentes preparadas puede ayudarte a contrarrestar la subestimación. Cuando sientas que alguien te subestima en una reunión o situación laboral, puedes utilizar frases educadas pero asertivas para expresar tu valía. Por ejemplo, puedes decir: «Me gustaría asumir un rol más importante en esta tarea. ¿De qué manera puedo ayudar más?» o «Me encantaría aprender más sobre tu proceso de asignación de proyectos. ¿Hay alguna razón específica por la que me hayas asignado este?» Aprovecha estas frases asertivas para establecer límites y hacer valer tu valía.

Mantén la calma y sigue adelante

Sabemos que siempre habrá personas que te subestimen y que no valen tu tiempo ni energía. Enfócate en ti mismo y en tus metas, y no pierdas tiempo preocupándote por aquellos que no te valoran. Crea una lista de personas a las que prefieres no darles más energía mental. Cuando pienses en ellos, reconócelos educadamente y retoma tu energía. No subestimes la libertad que puedes obtener al ser subestimado. Aprovecha esta situación para aprender y construir algo valioso.

Enfócate en tu crecimiento

Así como debes invertir en tu desarrollo profesional, también debes invertir en tu desarrollo personal para evitar la subestimación. Haz una lista de habilidades técnicas y habilidades interpersonales que te gustaría dominar. Las habilidades técnicas pueden incluir desde aprender un nuevo lenguaje de programación hasta aprender técnicas de productividad. Las habilidades interpersonales pueden incluir desde mejorar tus habilidades de comunicación hasta aprender a negociar. Escoge una habilidad de cada lista y comprométete a aprenderlas en los próximos 60 días. Mantenerte en constante aprendizaje y desarrollo hará que te valoren más y te permitirá destacarte.

Nunca dejes de aprender

El último paso es continuar aprendiendo y creciendo. Haz una lista de las cosas que aún quieres aprender. Escoge una habilidad técnica y una habilidad interpersonal que deseas dominar. No permitas que las personas te subestimen al mostrarles lo activo y comprometido que estás con tu propio crecimiento. El aprendizaje constante es una manera efectiva de evitar que te subestimen.