¿Cómo defenderse en una entrevista?

Escrito por Alice Martin

Cuando te proponen una entrevista laboral, es normal que sientas nervios. Sin embargo, hay formas de defenderte y mostrar tu mejor cara durante el encuentro. En primer lugar, es importante que sepas cuáles son las preguntas que te van a hacer y estar preparado para responderlas. En segundo término, es fundamental que muestres tu interés por el trabajo y por la compañía. Por último, intenta mantener la calma y sonreír.
Las claves para defenderte en una entrevista son: preparación, confianza en ti mismo/a y honestidad. Antes de la entrevista, debes estudiar el perfil del puesto de trabajo y preparar una respuesta para cada pregunta. Durante la entrevista, mantén la calma y muestra seguridad en ti mismo/a. Y, por último, sé honesto/a: si no tienes experiencia en alguna área, no lo escondas, sino que explicas que estás dispuesto/a a aprender.

¿Cómo debo contestar en una entrevista?

Cuando se te pregunte sobre tu experiencia laboral, lo mejor es contestar con frases concretas y que demuestren que tienes la experiencia requerida. Por ejemplo, “he manejado una empresa similar durante tres años” o “he gestionado equipos de trabajo de hasta 15 personas”. Si la pregunta es sobre tus habilidades, intenta dar un ejemplo de cómo has demostrado esa habilidad en el pasado. Por ejemplo, “he resuelto problemas complicados en un plazo de dos horas” o “he convencido a clientes potenciales en una reunión de dos horas”. Si no tienes mucha experiencia, no te preocupes. Puedes hablar sobre tus habilidades y cómo estás preparado para asumir el reto. Siempre muestra entusiasmo por el trabajo y nunca hables mal de tu ex-empleador.

Te puede interesar:   ¿Cuáles son las preguntas trampa en una entrevista de trabajo?

¿Que decir cuando te preguntan 3 defectos y 3 virtudes?

Cuando nos preguntan por nuestros defectos y virtudes, solemos describirnos a nosotros mismos de la mejor manera posible. Sin embargo, es importante ser sincero en estas respuestas, ya que de esta forma demostramos que somos honestos y que no nos importa mostrar nuestras vulnerabilidades.

En cuanto a nuestros defectos, podemos reconocer que a veces somos un poco impacientes, que no siempre somos puntuales o que nos cuesta mantener la concentración en lo que estamos haciendo. También podemos admitir que a veces somos un poco descuidados, que no somos muy organizados o que no estamos acostumbrados a trabajar en equipo.

Por otro lado, podemos destacar nuestras virtudes. Podemos decir que somos creativos, que tenemos una buena memoria o que somos muy perseverantes. También podemos mencionar que somos pacientes, que somos buenos escuchando o que somos flexibles.

En general, es importante ser sincero al describirnos a nosotros mismos, ya que de esta forma demostramos que somos auténticos y que no nos importa mostrar nuestras vulnerabilidades.

¿Que decir en puntos debiles en una entrevista?

Cuando se prepara para una entrevista de trabajo, es importante tener en cuenta sus puntos fuertes, pero es igual de importante saber qué decir sobre sus puntos débiles. Si bien no es necesario admitir que tiene puntos débiles, es inteligente estar preparado para hablar de ellos de manera que no se vea afectada su credibilidad. Puede decir, por ejemplo, que está dispuesto a trabajar duro para mejorar en ese área o que está buscando una oportunidad para mejorar en esa área. De cualquier manera, es importante ser honesto y mantener la calma durante la entrevista.

¿Que no se puede decir en una entrevista?

No se pueden decir cosas como “yo soy el mejor en mi campo” o “tengo una mente brillante”, ya que esto son afirmaciones que no pueden ser verificadas. Además, no se debe hablar mal de los empleadores anteriores ni de los compañeros de trabajo.

Te puede interesar:   ¿Qué contestar cuando te piden nombrar defectos propios ?

Las personas buscan empleo por necesidad y por eso es importante que estén preparadas para enfrentar una entrevista de trabajo, ya que es una oportunidad para demostrar que son la mejor opción para el puesto. Es importante estar seguros de lo que queremos transmitir durante la entrevista, saber cuáles son nuestras fortalezas y mostrar interés por el trabajo. También es fundamental estar atentos a las preguntas del entrevistador y responderlas de manera clara y concreta. Es importante mantener la calma y ser respetuosos durante toda la entrevista.
Las entrevistas de trabajo son una situación incómoda para muchas personas, sobre todo porque no saben cómo defenderse. Lo mejor que se puede hacer es prepararse para la entrevista y estar seguro de sí mismo. Hay que ser honesto y no mentir, porque es muy probable que el entrevistador se dé cuenta. También hay que ser respetuoso y no interrumpir al entrevistador. Y, por último, hay que mantener la calma y no enojarse si se equivocan.

Deja un comentario