¿Cuáles son tus tres defectos?

Escrito por Alice Martin

No soy perfecta y nunca lo seré. Soy introspectiva y analítica, lo que significa que soy crítica de mí misma y de los demás. Tengo una mente rápida, lo que significa que a menudo pienso en voz alta.
Las personas pueden describirse a sí mismas en términos de sus fortalezas (aquello en lo que son buenos), pero también en términos de sus debilidades (aquello en lo que no son tan buenos). De este modo, es posible saber qué es lo que las personas consideran como sus puntos débiles.

Algunas personas pueden tener dificultades para hablar en público, mientras que otras pueden ser muy tímidas o introvertidas. Otras personas pueden ser un poco impacientes, o pueden tener dificultades para tomar decisiones. En general, las personas tienen al menos tres defectos, aunque es posible que tengan más.

¿Cuáles son los 3 defectos?

No hay una sola respuesta a esta pregunta, ya que dependerá del punto de vista de cada persona. Sin embargo, a continuación se listan tres defectos comunes que la mayoría de la gente tiende a identificar en los demás: la arrogancia, la intolerancia y la avaricia.

¿Qué 3 defectos decir en una entrevista?

Cuando se va a una entrevista de trabajo, hay que estar preparado para responder a todo tipo de preguntas. Sin embargo, hay ciertas que son más delicadas, como por ejemplo, cuáles son tus defectos. Aunque es cierto que no todo el mundo se siente cómodo hablando de sí mismo de forma negativa, es importante ser honesto y reconocer aquello en lo que no somos buenos. De esta forma, el reclutador sabrá que no estamos mintiendo y que somos conscientes de nuestras limitaciones.

A continuación, te contamos cuáles son los 3 defectos que no deberías mencionar en una entrevista de trabajo:

1. La pereza: Si eres perezoso, lo mejor es que no lo digas. Además de que puede interpretarse como una falta de interés por el trabajo, es probable que el reclutador piense que eres poco productivo.

2. La irresponsabilidad: Si eres irresponsable, es probable que tengas una mala reputación en el trabajo. Por lo tanto, es mejor no mencionar esto a la hora de la entrevista.

3. La inestabilidad: Si eres inestable, es probable que el reclutador piense que eres una persona que no puede mantener un trabajo a largo plazo. Por lo tanto, es mejor no hablar de esto en la entrevista.

¿Cuáles son tus defectos?

Cuando alguien nos pregunta qué somos defectuosos, generalmente nos ponemos a la defensiva. Sin embargo, es útil para nosotros saber acerca de nuestros propios defectos, ya que nos permite trabajar en ellos. Algunas personas pueden sentirse avergonzadas al hablar de sus defectos, pero es importante saber que todos tenemos algunos. Aquí hay algunos ejemplos de defectos comunes:

lento para aprender

fácilmente distraído

demasiado sensible

demasiado egoísta

demasiado tímido

No hay nada malo en reconocer nuestros propios defectos. Al contrario, es una buena señal de que estamos dispuestos a mejorar. Si estás buscando formas de mejorar tu vida, es importante que tomes en cuenta tus defectos y trabajes en ellos. Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu desempeño en la vida, y trabajar en tus defectos es una buena forma de comenzar.

¿Que responder cuando te preguntan 3 defectos y virtudes?

Cuando nos preguntan por nuestros defectos y virtudes, solemos titubear un poco. ¿Cuáles son nuestras virtudes? ¿Cuáles son nuestros defectos? Sin embargo, es una buena pregunta para reflexionar sobre nosotros mismos.

A veces, es difícil responder a esta pregunta porque no somos conscientes de nuestras cualidades y de nuestros errores. Sin embargo, es importante saber cuáles son nuestras fortalezas y nuestras debilidades para poder mejorar como personas.

En general, podemos decir que nuestros defectos son aquellas cosas que no nos gustan de nosotros mismos y que nos hacen sentir inseguros. Por ejemplo, podemos ser muy críticos con nosotros mismos, o podemos ser muy indecisos.

En cambio, nuestras virtudes son aquellas cualidades que nos hacen sentir bien con nosotros mismos y que nos permiten ser mejores personas. Por ejemplo, podemos ser creativos, o podemos ser muy generosos con los demás.

Al responder a esta pregunta, es importante ser honestos consigo mismos y reconocer nuestros defectos y nuestras virtudes. De esta forma, podremos trabajar para mejorar nuestras debilidades y para potenciar nuestras cualidades.

No soy perfecta, tengo tres defectos: soy orgullosa, presumida y terca.
Mis tres defectos son que soy muy terco, que soy muy celoso y que no me gusta que me contradigan.