Los Mejores Inicios de Discursos: Cómo Enganchar a tu Audiencia

Escrito por Mario Longo

Bienvenidos a este artículo donde vamos a discutir las mejores y peores formas de comenzar un discurso. Dejemos de lado los videos por un momento y enfoquémonos en el contenido escrito. Empecemos por las peores formas de comenzar.

1. Evita lo técnico

Lo peor que puedes hacer es empezar tu discurso mencionando asuntos técnicos o problemas técnicos con tu micrófono o luces. Eso solo distraerá a tu audiencia.

2. No menciones tus nervios

Mencionar lo nervioso que estás solo causará que tu audiencia también se ponga nerviosa y se enfoque en tus signos de nerviosismo.

3. Evita saludos aburridos

No empieces tu discurso con saludos aburridos o agradecimientos que no suenen genuinos. A menos que puedas convertirlo en una broma, lo mejor es evitarlo.

La mejor apertura

Ahora que hemos visto las peores formas de comenzar, hablemos de la mejor manera de captar la atención de tu audiencia.

1. Utiliza historias

No hay nada mejor que comenzar un discurso con una historia. Esto capturará la imaginación y atención de tu audiencia al instante.

2. Comparte tu gran idea

Me encanta cuando los oradores comparten su gran idea desde el principio. No hacen que esperes para conocerla, sino que la exponen de inmediato.

3. Usa una línea divertida o curiosa

El humor o la curiosidad son excelentes formas de comenzar un discurso con energía. Sé creativo y piensa en alguna información interesante sobre ti, tu audiencia o tu tema que pueda llevar a tu contenido.

Deja un comentario