¿Que decir en una entrevista de trabajo cuando te preguntan tus defectos?

Escrito por Alice Martin

Cuando nos preguntan por nuestros defectos en una entrevista de trabajo, la respuesta puede ser difícil de dar. Sin embargo, hay ciertas cosas que podemos decir para minimizar los daños. Podemos hablar de nuestros puntos débiles en términos de habilidades que necesitamos mejorar o en situaciones en las que hemos cometido errores. También podemos explicar que estamos dispuestos a admitir nuestros errores y a aprender de ellos. En cualquier caso, es importante ser sincero y no exagerar nuestros defectos.
Las personas tienden a tener miedo de hablar sobre sus defectos en una entrevista de trabajo, ya que piensan que esto puede arruinar sus posibilidades de conseguir el empleo. Sin embargo, si eres honesta y hablas sobre tus defectos de una manera positiva, esto puede demostrar que eres una persona honesta y que estás dispuesta a admitir tus errores. Además, esto demuestra que estás dispuesta a mejorar y que eres consciente de tus puntos débiles.

¿Que decir cuando te preguntan 3 defectos en una entrevista?

Cuando se nos pregunta sobre nuestros defectos en una entrevista de trabajo, es importante ser sinceros, pero también saber qué decir. En primer lugar, es bueno enumerar aquellos aspectos en los que sabemos que podemos mejorar, y luego centrarse en aquellos que no son tan graves. Por ejemplo, si somos muy nerviosos, podemos decir que estamos trabajando en ello, o si somos poco organizados, podemos decir que estamos intentando mejorar nuestro orden. Siempre es mejor admitir nuestros defectos antes que fingir que no tenemos ninguno.

¿Que poner cuando te preguntan defectos en una entrevista?

Cuando te preguntan por tus defectos en una entrevista, es importante que separes el pan y la merienda. Por un lado, tienes que ser honesto y decirle al entrevistador cosas como «soy muy perfeccionista» o «me cuesta mucho delegar». Por el otro, no tienes que revelar todos tus puntos flacos de entrada. En lugar de eso, intenta seleccionar una cualidad que no sea demasiado negativa, como «soy bastante impaciente» o «no soy muy bueno gestionando el tiempo». De esta forma, le estarás diciendo la verdad, pero sin revelar todos tus puntos débiles.

¿Que decir cuando te preguntan 3 defectos y 3 virtudes?

Cuando nos preguntan sobre nuestros defectos y virtudes, solemos quedarnos sin saber qué responder. Por eso, en este artículo te damos algunas ideas sobre qué decir cuando te preguntan 3 defectos y 3 virtudes.

En primer lugar, es importante que sepas que no todo el mundo es perfecto, y que por tanto, también tienes defectos. Así que, cuando te pregunten por tus defectos, no dudes en mencionar alguno. Puedes hablar de aquello que te cuesta más o que no haces tan bien como quisieras.

En segundo lugar, también es importante que hables de tus virtudes. Puedes hablar de aquello que te hace especial, o de aquello por lo cual te sientes orgulloso. Hablar de tus virtudes te ayudará a sentirte mejor contigo mismo, y a demostrar que eres una persona positiva.

En tercer lugar, recuerda que nadie es perfecto. Por tanto, no dudes en reconocer que también tienes defectos. Además, esto te ayudará a ser más humilde y a reconocer que siempre puedes mejorar.

En resumen, cuando te pregunten por tus defectos y virtudes, no dudes en ser sincero. Habla de aquello que te cuesta, pero también de aquello por lo cual eres especial. Recuerda que nadie es perfecto, así que no dudes en reconocer tus defectos.

¿Cuáles son las debilidades que se deben decir en una entrevista?

Las debilidades son aspectos de nuestra personalidad o nuestro historial laboral que no nos gusta que se sepan. Es por eso que es importante que sepamos cuáles son las nuestras y que podamos hablar de ellas de manera diplomática durante una entrevista de trabajo. Es posible que el entrevistador nos pregunte cuáles son nuestras debilidades, por lo que es importante estar preparados. Si no sabemos cuáles son nuestras debilidades, podemos pensar en aquellas cosas que no nos gustan de nosotros o que no hemos hecho bien en nuestro trabajo anterior. Es importante no mentir durante una entrevista de trabajo, ya que el entrevistador puede descubrirnos y eso podría perjudicarnos. En cambio, podemos hablar de nuestras debilidades de manera positiva, es decir, indicando que estamos dispuestos a mejorar en ese aspecto. Por ejemplo, podemos decir que estamos dispuestos a aprender a trabajar en equipo o a mejorar nuestra comunicación.

Las entrevistas de trabajo son una oportunidad para que los reclutadores conozcan mejor a los candidatos. Por lo tanto, es importante estar preparado para responder a esta pregunta. Cuando se trata de admitir tus defectos, es mejor ser honesto y admitir aquellas cosas que sabes que no son tus fortalezas. Sin embargo, es importante no exagerar ni dramatizar tus debilidades, ya que esto podría hacer que parezcas poco confiable. En general, es mejor mantener la conversación enfocada en tus fortalezas y en lo que puedes ofrecer a la empresa.
Cuando se nos pregunta por nuestros defectos en una entrevista de trabajo, solemos ser muy cuidadosos a la hora de responder. Normalmente, es mejor admitir aquellas cosas que sabemos que no son nuestras fortalezas, pero sin caer en el autodesprecio. Por ejemplo, podemos reconocer que necesitamos mejorar nuestra capacidad de organización o nuestra tolerancia al estrés, sin sentirnos avergonzados. Es importante ser sinceros, pero también positivos, y mostrar nuestro compromiso con mejorar nuestras habilidades.