Triunfa en entrevistas: Domina «Háblame de ti»

Escrito por Alice Martin

¿Alguna vez te ha ocurrido que te sientes incómodo cuando te preguntan «cuéntame sobre ti»? Es una pregunta tan abierta que a veces no sabemos por dónde empezar. En este artículo te mostraré cómo responder a esta pregunta de manera efectiva, evitando respuestas vagas o demasiado específicas. ¡Sigue leyendo para descubrir algunos trucos útiles!

Lo que no debes hacer

1. No te quedes en blanco: No te quedes como un ciervo paralizado en los faros del coche cuando te hagan esta pregunta. A veces, la pregunta nos toma por sorpresa y nos quedamos sin palabras. Lo importante es mantener la calma y buscar una respuesta adecuada.

2. No despliegues tu historia de vida: Luego de experimentar algunos momentos de parálisis mental, es posible que hayas querido compensar compartiendo absolutamente todo acerca de tu vida. Sin embargo, esto puede ser abrumador para quienes te escuchan. No estás obligado a contar todos los detalles de tu vida.

3. No seas vago de manera extraña: En tu intento por evitar la pregunta, es posible que hayas optado por respuestas vagas o generales. Sin embargo, esto solo genera más confusión y te hace parecer menos seguro de ti mismo. La clave está en encontrar un equilibrio entre ser preciso y no revelar demasiado.

Lo que debes hacer

Paso 1: Agrega un calificador positivo: «Cuéntame sobre ti» es una pregunta amplia, por lo que es recomendable comenzar con una afirmación que indique que no darás todos los detalles pero que ofrecerás los puntos más interesantes. Esto te ayudará a generar una buena impresión y captar la atención de los demás. Puedes decir algo como «Bueno, hay tantas cosas emocionantes para contar sobre mí…».

Paso 2: Identifícate con una etiqueta: Nuestro cerebro funciona mejor cuando se le presenta información en forma de jerarquía. Por eso, es importante comenzar con una etiqueta que te describa de manera general. Puede ser algo relacionado con tu profesión, como «Soy escritor» o «Soy emprendedor», o algo personal, como «Soy padre» o «Soy líder comunitario». Esta etiqueta ayudará a los demás a tener una idea de quién eres y qué puedes ofrecerles.

Paso 3: Cuenta una historia interesante: A veces, la pregunta «cuéntame sobre ti» no invita a las historias y terminamos enumerando hechos. Pero las personas no suelen recordar los hechos fácilmente, así que es mejor contar una historia que los involucre. Puedes comenzar diciendo algo como «Soy introvertido y siempre me he sentido incómodo en algunas situaciones sociales, pero a lo largo de los años he descubierto técnicas para superar esto…» y continuar con una breve historia que invite a hacer más preguntas.

Bono: Termina con una pregunta: Si es posible, finaliza tu respuesta con una pregunta para iniciar una conversación. Esto evitará que tengas que contar toda tu vida en detalle y permitirá que haya un intercambio de ideas. Por ejemplo, puedes decir «¿Y tú? ¿También eres introvertido/a?».

Lo más importante de todo es que te sientas seguro y orgulloso de las respuestas que das a estas preguntas incómodas. Crea tu propio marco de respuestas y practica en diferentes situaciones. Recuerda, la meta es mostrar tu mejor versión sin importar la situación en la que te encuentres. ¡Buena suerte!

Deja un comentario