Calentamiento vocal antes de presentaciones y discursos

Escrito por Alice Martin

¡Bienvenidos a este artículo sobre cómo realizar un calentamiento vocal efectivo! Aunque muchos piensan que la fuerza y potencia vocal solo es importante para los cantantes, ¡nada está más alejado de la realidad! Si alguna vez has hablado en una reunión, presentado un discurso o hecho una presentación, necesitas un calentamiento adecuado. En este artículo, te enseñaré una serie de ejercicios que te ayudarán a preparar tu voz para cualquier situación de habla en público.

Paso 1: Relajación y «Shh»

Antes de comenzar, es importante relajarte. Afloja los hombros, relaja el cuello y la mandíbula, y toma algunas respiraciones profundas para eliminar los nervios y crear más espacio en tu cuerpo. Respira profundamente desde el vientre, manteniendo los hombros hacia abajo. Esto establecerá la base para una buena respiración vocal. Ahora, coloca tus manos en tu vientre y empuja hacia afuera como si estuvieras inflando un globo. Luego, exhala el aire desde el estómago hasta la boca delante, como si estuvieras «shushing» a alguien en una biblioteca.

Paso 2: Vibración de la lengua

El siguiente paso es trabajar en la flexibilidad de tu lengua. Mantén la punta de tu lengua detrás de tus dientes superiores y comienza a hacer vibrar todo el músculo. Realiza este ejercicio descendiendo y ascendiendo para asegurarte de abarcar todo el rango de movimientos de la lengua.

Paso 3: Zumbidos

Los zumbidos son excelentes para calentar las cuerdas vocales y la boca. Asegúrate de mantener los labios y las mejillas relajados mientras haces el sonido «hmm». Empieza por hacerlo en susurro e intenta subir y bajar el tono varias veces. Esto ayudará a desarrollar la resonancia y preparar tu voz para la siguiente etapa.

Paso 4: Cantos

Aunque puede sonar un poco extraño, los cantos son un paso fundamental en todo calentamiento vocal. Repite las palabras «mi, mo, ma, me, mu» varias veces. Comienza con un tono bajo y gradualmente aumenta la altura, asegurándote de abrir bien la boca. Esto te ayudará a lograr una resonancia clara y duradera.

Paso 5: Pronunciación

Por último, es importante trabajar en la pronunciación y enunciación. Aquí, añadiremos los sonidos de «ma» y «ah» a nuestros ejercicios anteriores. Pronuncia estas sílabas enfatizando cada sonido y manteniendo una amplia apertura de boca.

Recuerda que puedes adaptar estos ejercicios según tus necesidades y disponibilidad de tiempo. Una versión corta puede realizarse en cualquier momento, incluso mientras te arreglas o conduces. ¡Comparte este artículo con quienes lo necesiten y disfruta de los beneficios de un calentamiento vocal efectivo!