Evita charlas superficiales: consejos prácticos

Escrito por Alice Martin

La mayoría de las conversaciones siguen una estructura similar. Preguntas como «¿Qué haces?» o «¿De dónde eres?» son comunes, pero rara vez generan conexión emocional o inspiración.

Conversaciones superficiales vs. Conversaciones profundas

Las conversaciones superficiales son como montar en una atracción para niños. No hay mucha emoción ni sorpresa, solo un ritmo lento hacia un final anticlimático.

Las conversaciones profundas, por otro lado, requieren hacer preguntas frescas que generen chispas en la conversación. Estas preguntas estimulan ideas nuevas, introducen temas que nunca antes habíamos considerado y generan discusiones en profundidad.

Cómo tener una conversación más profunda

La próxima vez que quieras evitar una conversación aburrida, prueba hacer preguntas que generen chispas. En lugar de preguntar «¿Cómo va el trabajo?», puedes preguntar «¿En qué proyectos emocionantes estás trabajando actualmente?». En lugar de preguntar «¿De dónde eres?», pregunta «¿Cuál es tu historia?». En lugar de preguntar «¿Cómo estás?», pregunta «¿Qué planes tienes para el fin de semana?».

No te quedes en la superficialidad de una pequeña charla. Pregunta cosas que generen chispas en la conversación y tendrás una charla más estimulante y emocionante.