Hablar con confianza: claves para el éxito en relaciones

Escrito por Alice Martin

Aprende a tener conversaciones fascinantes con cualquier persona que conozcas

¿Sabías que hay una ciencia detrás de tener una buena conversación?

La ciencia de la conversación puede ser utilizada en cualquier situación, ya sea en eventos de networking, reuniones de negocios o al conocer a nuevos amigos o a los padres de tu pareja por primera vez. El primer paso para tener una buena conversación es establecer una intención clara. Al definir lo que quieres lograr en una conversación, puedes guiar la dirección de la misma.

Establece tu intención antes de comenzar

Antes de reunirte con alguien o asistir a un evento, piensa en lo que te gustaría obtener de esa interacción. ¿Quieres hacer negocios? ¿Conocer a alguien especial? ¿Simplemente pasar un buen rato? Al establecer una intención clara, puedes orientar tus preguntas y temas de conversación hacia ese objetivo.

Crea una impresión positiva desde el principio

La primera impresión no se genera al escuchar a alguien hablar, sino al ver su lenguaje corporal. Por lo tanto, es importante que tengas una postura abierta. Mantén las manos visibles, los hombros relajados y una sonrisa amistosa. Al sonreír, estás indicando que estás dispuesto a entablar una conversación.

Inicia la conversación de manera sencilla

¿Cuál es el mejor primer acercamiento? La investigación ha demostrado que el saludo más efectivo es el clásico «Hola, ¿cómo estás?». No necesitas decir algo complicado o exagerado. Mantenlo simple y amigable.

Encuentra temas de conversación interesantes

Para tener una conversación fascinante, debes buscar esos momentos en los que la otra persona muestre interés y curiosidad. Los «sparks» de conversación son las señales no verbales que indican que alguien está realmente involucrado en la conversación. Por ejemplo, cuando alguien levanta las cejas mientras escucha, muestra interés genuino. Tu objetivo es encontrar esos temas o historias que generen esa reacción.

Termina la conversación adecuadamente

La forma en que terminas una conversación es tan importante como la forma en que la inicias. Para finalizar de manera cortés, puedes mencionar algo sobre el futuro. Por ejemplo, preguntarle a la otra persona sobre sus planes para el fin de semana. Esto cambia el enfoque de la conversación del presente al futuro y te permite despedirte de manera efectiva, agradeciendo la conversación y deseándole lo mejor.

¡No te olvides de estar abierto/a y disponible!

Si quieres que alguien se acerque a ti en una fiesta o evento, asegúrate de mostrar un lenguaje corporal abierto y evitar distraerte con tu teléfono celular. También es útil tener algo en la mano, como una bebida, y ubicarte en un lugar estratégico donde las personas suelen pasar, como cerca del bar o la mesa de comida.

Sigue estos consejos y podrás disfrutar de conversaciones fascinantes con cualquier persona que conozcas. Recuerda establecer tu intención, crear una impresión positiva, encontrar temas interesantes y terminar la conversación de manera adecuada. ¡Ahora está en tus manos!

Deja un comentario